coronavirus

Coronavirus y cuarentena: además del encierro, invasión de polillas gigantes en la Ciudad

Sociedad
Lectura

La Ciudad de Buenos Aires se transformó en una de las zonas más golpeadas por el brote del nuevo coronavirus ​en Argentina. A esta preocupación de los vecinos

de los distintos barrios se les sumó una más: una invasión de grandes polillas que ingresaron a sus casas.

Así lo manifestaron varias personas en cada una de sus cuentas. En Twitter figuran muchos usuarios que desde la noche de este miércoles denuncian la aparición de estos insectos. Sin embargo, ya habían otros tuits de días previos en donde mencionaban el tema. Además, en algunos sectores cercanos, en la provincia de Buenos Aires, también advirtieron sobre una situación similar, aunque en menores proporciones.

Fabio Márquez, especialista en biodiversidad urbana y autor del libro Mariposas porteñas, se encargó de explicar por qué se da este fenómeno. "Estamos en el cambio de estación. Se empieza a ir la época cálida. La mayor parte de los insectos que están vinculados a la época estival aceleran su proceso reproductivo. Porque en la medida que produzcan más huevos o larvas, después cuando hibernen durante el otoño y el invierno, garantizan la descendencia para que en la primavera vuelvan a aparecer especias que durante el frío no las veías”, le comentó a Clarín.

NADIE VA A HABLAR DE LA PANDEMIA DE POLILLAS???

— Cremavirus (@cremacatalina) March 26, 2020

"La mayoría de las mariposas nocturnas o polillas desaparecen en su estadía adulta en la época fría. La mayor parte de las polillas que estamos viendo ahora con tanta cantidad son polillas más grandes, no son las domésticas, las que se comen la ropa de algodón. Esas son las que a veces sobreviven en las casas durante el invierno, que son más chiquitas. Pero las que estamos viendo ahora son medianas y están en el ciclo de generar mucha descendencia", agregó Márquez, quien aseguró que las que ven los vecinos de Capital "no generan plaga y no afectan a la salud" y que "lo lo sumo pueden ser molestas".

Por el momento, varios vecinos se comunicaron con fumigadores para terminar con esta pandemia de polillas que merodea en el área porteña. “Estaba al tanto de la invasión de polillas. Tuvimos algunos llamados, pero fueron bien localizados en Capital. Suele darse todos los años en distintas regiones. En 2018 se dio todo en Zona Norte. Es algo estacional y se van solas. No hay falta hacer nada tampoco. Y no pueden aparecer otros insectos por las polillas”, detalla Ricardo Ferrario, dueño de la empresa de fumigación Clean City.

Clarín intentó comunicarse con distintos ministerios de la Ciudad, pero todos explicaron que "no estaban al tanto de lo que ocurría" con la invasión de polillas y que "no les correspondía el tema a ellos". Lo que sí confirmaron desde la cartera de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad es que están realizando tarea de "descacharreos" y fumigando periódicamente para evitar el incremento de Aedes Aegypti, el mosquito que transmite el dengue​.

En otro sentido, también están trabajando -como habitualmente lo hacen- en la limpieza de calles, veredas, contenedores, espacios verdes y el mobiliario urbano. Esta tarea ahora es acompañada por la desinfección, en consonancia con la lucha contra la expansión del virus COVID-19. Para ello utilizan hipoclorito de sodio y todos los trabajadores están protegidos con las medidas de prevención del coronavirus.

Más allá de esto, Ferrario contó que desde hace tiempo se está encargando de la desratización de la Capital y que la falta de basura en la calle por la poca circulación de las personas puede transformarse en un problema. "En Florida y en Corrientes hay una proliferación infernal de ratas que estaban comiendo en los contenedores derramados en la calle. Y por la reducción de basura es muy posible que esa población de ratas comiencen a entrar en los comercios que están cerrados”, explicó.

A su vez, en Twiter, Gustavo Magda, arquitecto de MV arquitectos, hizo público que las empresas a las que terceriza el servicio de fumigación y desratización en las escuelas privadas de Capital no pueden trabajar por no tener el permiso para circular durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio y advirtió que los insectos pueden reproducirse rápidamente.

Voy a contarles algo que parece una nimiedad en esta situación pero q me parece las autoridades están desestimando. Quizás alguno de los periodistas de mi TL puedan amplificarlo un poco para que llegue a quienes tomas las decisiones. @Gus_Noriega@flandivar@CharlottePapers

— Gustavo Pablo Magda (@gpmagda) March 26, 2020

"La semana pasada teníamos que hacer tres servicios, porque nos tocaba por fecha, eso se hace en forma mensual por la normativa del GCBA. En todo: colegios, edificios públicos, privados, en consorcios. Salvo en casas, todo está incluido. Cuando van a hacer el servicio y sale el decreto me dicen que no estamos entre las excepciones para circular", le contó Magda a este diario.

Y cerró: "Como el personal no está autorizado, no puede hacer los trabajos. Esto por ahora no creo que se note mucho, pero en los ciclos de reproducción de los insectos son de un mes normalmente. Con lo cual, de acá a 15 días es probable que esto se ponga espeso. Es un tema de Salud Pública básicamente. Espero que nos incluyan para que podamos trabajar”.